Turibus continúa dando de qué hablar como el ícono de la CDMX